Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

El paradigma de José Martí en un intelectual cubano

El investigador Pedro Pablo Rodríguez explicó en exclusiva a este sitio por qué Martí es el Héroe Nacional de Cuba, aunque voces contrarrevolucionarias y anticubanas quieran demostrar lo contrario

María Lucía González Rolando Pujol /COH En Sociedad Jan. 28, 2017

Para un cubano ser martiano simboliza pureza, lealtad, dignidad, patriotismo. Así definió el orgullo de toda la nación por su Héroe Nacional, en ocasión del 164 aniversario de su natalicio, este 28 de enero, el doctor Pedro Pablo Rodriguez, quien dirige la Edición Crítica de las Obras Completas de José Martí.

Dijo en exclusiva a Cuba es otra historia que la fecha deviene cada año en fiesta patriótica desde el surgimiento mismo de la República, en 1902, con cenas, celebraciones y actos cívicos. Y hoy trasciende a las instituciones dedicadas a su obra y se recuerda con alegría, desfiles, flores y la tradicional Marcha de las Antorchas que protagonizan jóvenes y pueblo de la capital cubana desde la escalinata de la Universidad de la Habana hasta la Fragua Martiana.

Porque Martí pervive en todas las generaciones de cubanos y del mundo. Su pensamiento fue universal y en ese sentido el también Premio Nacional de Historia y Ciencias Sociales destaca cómo se interesó por las antiguas culturas históricas,  de China, India, de América, incaicas mesoamericanas y hasta de los pueblos con menos desarrollo. “Fue un hombre enamorado de la gran epopeya de la independencia, realzó las ideas  de José de San Martin, a quien consideró uno de los tres héroes americanos. Y de Simón Bolívar,  el prócer de la independencia de América.

Resalta Pedro Pablo la ética martiana, al ver la independencia de Cuba como un deber para con el mundo. Y enarboló el equilibrio necesario entre las dos Américas, entre las naciones pobres y las más poderosas., así como el deber mayor del hombre de preocuparse por los problemas de los demás.

Admite que hoy existe una  cofradía universal martiana, porque cada vez más personas de todo el mundo se interesan por estudiar e investigar a Martí y  se dan cuenta de que su vida tiene sentido ético a partir de las enseñanzas que dejó.

Puso de ejemplo la frase martiana: “Viví en el monstruo y conocí sus entrañas. Y mi honda es la de David”, la que considera una imagen perfecta de cuanto puede hacer un pequeño para vencer a un gigante, usando las armas necesarias.

Por eso sus enseñanzas han sido punto de partida para todos los líderes cubanos a través de la historia. Porque Martí trazó una línea clara ante cualquier encrucijada cuando escribió su poema Yugo y Estrella para elegir el camino del bien el mal. Algo tan cotidiano en la vida de todo ser humano.

También dijo a este sitio que “ Martí arroja tanta luz que a veces hasta los que dan oscuridad han buscado la manera de arroparse con su obra. Y puso ejemplo de las tantas campañas existentes contra la isla que han llegado a difamar su pensamiento y hasta lo culpan de todo lo que pasa hoy en Cuba.