Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

El verano y su historia del aire

El museo La periquera de la ciudad de Holguín recoge ahora la historia de la aviación civil cubana, la cual siempre fue bandera desde sus inicios.

Ramón Ruiz En Sociedad July 11, 2015

El verano ha comenzado de distintas maneras en Cuba. Los dos meses de receso docente, la etapa en las que temperaturas se vuelven insoportables, llegan con actividades en playas y museos. Algunas provincias sin embargo recuerdan el devenir de su historia aérea.

La Periquera, el Museo Provincial de Holguín, ha estrenado una muestra dedicada a recordar los ochenta años de aviación civil en esa provincia.La exposiciónes una mirada panorámica a la historia de la aeronáutica en la provincia que otrora integrara la región de Oriente.

La muestra responde a un riguroso estudio investigativo prologado durante cinco años y terminará recogido en un libro de futura publicación para enriquecer así los anales de una historia menos recogida por separatas, como los es la historia aérea de un país relacionada con la aviación comercial.

Aunque los primeros vuelos recogidos en la Isla datan de 1910, la primera compañía aérea cubanacomenzó a prestar servicios en octubre de 1929 con un vuelo inaugural entre las dos ciudades más importantes: Santiago de Cuba y La Habana.
 
Holguín fue una de las escalas intermedias en la medida en que esta modalidad se fue desarrollando.Entonces surcaban el cielo nacional cuatro líneas de importancia: Servicio Cubano de Aviación, Compañía Nacional Cubana de Aviación Curtiss, Líneas Aéreas de Cuba y Compañía Nacional Cubana de Transporte Aéreo.
Todas las compañías cubanas contaban con aviones eficaces en su mayoría de fabricación inglesa y norteamericana. Y con la llegada de los años cuarenta las aerolíneas cubanas, adelantándose a cualquier otra en el área suramericana,sobrepasaron los límites geográficos para llegar hasta Miami, diversas ciudades de América Latina como El Salvador- la primera-, y Madrid, en Europa.

Para la fecha, la Isla contaba con una escuela nacional de aviación y unos 20 aviones matriculados.Veinte años después la flota aérea cubana se diversificó con la llegada de aviones checoslovacos y rusos y tomó el nombre de Cubana de Aviación, compañía que en la actualidad es el estandarte aéreo del estado cubano.