Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Elián González cumplió 23 años

El mundo se estremeció con la noticia de que con solo seis años un niño cubano había tenido que luchar entre las aguas del mar Caribe en soledad. Su madre había fallecido en la travesía, y que su padre permanecía en Cuba. Una triste y larga historia de lo que algunos prefieren llamarles “Balseros”. Hoy cumple 23 años y es un Fidelista dentro de Cuba Revolucionaria.

Redacción Carlos Rodríguez/ COH En Sociedad Dec. 9, 2016

Era finales de 1999 y la noticia dejó a todos consternados. Un niño cubano de seis años, Elián González, había sido rescatado en aguas cercanas a la Florida, luego de que naufragara la embarcación donde su madre y un grupo de personas pretendían arribar a Estados Unidos.  

Para los nacidos en la Isla, el sueño de la “tierra prometida” muestra una cara fea: la Ley de Ajuste Cubano. En virtud de esa normativa, todo aquel que pise suelo estadounidense tiene derecho a la residencia en ese país. 

Por otro lado, sigue siendo limitado el número de visas que otorga la representación diplomática de Washington en La Habana, lo cual significa que muchos escogen el camino de la emigración ilegal, aunque sea peligrosa, con tal de llegar. 

La custodia de Elián fue conferida a un pariente lejano. Pronto los grupos anticubanos de Miami desarrollaron una campaña mediática que tenía al niño como centro, tratando de impedir que regresara a su país, con el franco objetivo de desacreditar al gobierno cubano y asestarle una “derrota”. 

De este lado comenzaron manifestaciones frente a la antigua Oficina de Intereses de Estados Unidos (que en ese momento no tenía el estatus de embajada), donde miles de niños y jóvenes reclamaron el regreso del pequeño, quien se encontraba en una situación virtual de secuestro. 

Juan Miguel González, su padre, protagonizó una contienda sin precedentes, para exigir el cumplimiento de la ley y de sus derechos como progenitor. De ese período data el programa radio televisivo Mesa Redonda – cuyas emisiones sobre variados temas continúan hasta hoy–, para explicar e informar acerca de los pormenores y la evolución del caso. 

Luego de un operativo federal, demasiado parecido a una película de acción, el niño fue sacado de la casa donde lo habían mantenido ese tiempo, y finalmente pudo reencontrarse con su padre, quien había viajado a los Estados Unidos para recuperarlo. Regresaron juntos, el 29 de junio del 2000. 

Una década después, Elián realizó declaraciones públicas en las que agradecía a los pueblos de Cuba y Estados Unidos por haber logrado su liberación. También dijo que no les guardaba rencor a sus parientes de Miami. Actualmente Elián estudia en la Universidad de Matanzas, y este seis de diciembre cumplió 23 años.