Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

En fase de prueba vacuna cubana contra el sida

La primera fase de prueba de la TERAVAC- VIH cumplió su objetivo en un reducido grupo de pacientes humanos, sin reacciones adversas hasta el momento

María Lucía González Escambray En Sociedad Feb. 28, 2017

Científicos cubanos demostraron la eficacia de una vacuna terapéutica encaminada a reducir la carga viral de pacientes con sida, según datos ofrecidos por la investigadora Yayri Caridad Prieto Correa, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología en Cuba.

Explicó ante especialistas de la salud que el ensayo clínico de la TERAVAC- VIH potencia la respuesta inmune del organismo y repercute en la calidad de vida de los enfermos del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), según los resultados de las pruebas a nueve pacientes.

Aclaró que en el proceso de seguimiento no se presentaron efectos adversos ni de toxicidad, que fue uno de los objetivos iniciales de la aplicación de la vacuna a humanos, en su primera fase. Su administración se realiza, simultáneamente mediante la vía mucosal, con el empleo de spray, e intramuscular.

La especialista abundó en que este fármaco no cura la enfermedad, ni se pretende crear expectativas con estos resultados, pues quedan otros estudios y fases de pruebas que pueden demorar años para obtener los resultados finales. Hasta ahora son positivos los ensayos preclínicos en animales de laboratorio y las pruebas de la fase uno en el reducido grupo de individuos.

Por varios años expertos cubanos han trabajado en este proyecto investigativo, que hasta ahora ha demostrado eficacia. Las fases siguientes comprenderán otras pruebas en mayor número de seropositivos, lo que se considera la etapa de mayor escala, que sería la determinante para proseguir o no con la propuesta.

La investigadora agregó que su equipo pretende sustituir en un futuro la terapia tripartita, que actualmente se aplica mediante la combinación de varios métodos que impiden el desarrollo del VIH, también con efectividad, porque los inhibidores retrovirales bloquean la expansión del virus, pero pueden ocasionar daños colaterales y obligar en algunos casos a suspender por un tiempo el tratamiento, lo que parece no sucederá con el efecto de la vacuna.