Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Guarapo para refrescar

La zafra azucarera que recién empezó en la isla alista cambios en la optimización de la industria y crecimientos en la cosecha de caña. Se aprecia una recuperación notable del sector en la isla ¿Quién sabe si también el guarapo reaparezca por las ciudades?

Maria Lucía Gonzalez Cubadebate En Sociedad Dec. 14, 2016

El guarapo, la refrescante bebida tan común en otros tiempos en Cuba, ya es casi exótica y cuesta encontrar un punto de venta que muela caña y ofrezca un vaso con hielo para degustarla.

Diversas causas atentan contra esa feliz oferta que casi no existe y que siempre ha sido un atractivo para los visitantes, deseosos de conocer sobre costumbres, tradiciones, historia y gastronomía local. 

No puede haber más guarapo entre otras razones porque hay poca caña. Y es que la producción de azúcar en la isla ha transitado por diferentes etapas. Luego de ser el primer rubro comercial muchos ingenios fueron cerrados y otros disminuyeron su molienda en épocas en que los precios bajaron y era casi imposible mantener los ritmos de fabricación anual hasta ese momento. Se inició entonces el proceso de restructuración de la agroindustria del ramo.

Ahora el país se halla en una franca recuperación de ese importante renglón económico con una visión mucho más amplia que, además de las distintas variedades de azúcar, fomenta aumentar las producciones de otros derivados de la caña. Y para ello se refuerzan los centros de estudio, laboratorios y nuevas tecnologías afines.

Pero todo se inserta a un sistema donde prima la zafra azucarera como primer eslabón. Justo en este mes el país se encuentra en la etapa de molienda y en cada territorio poco a poco se suman los centrales que participarán.

Ya superan los 25 ingenios del país que arrancaron sus máquinas, algo no común en esta fecha aseguró Liobel Pérez Hernández, comunicador institucional del Grupo Azucarero AZCUBA. Un avance que responde además a la mayor disponibilidad de caña para la contienda, lo que augura un crecimiento del 12 por ciento esta vez.

Así se piensa llegar a 54 fábricas incorporadas a principios de año, distribuidas en 13 de las 15 provincias del país que cuentan con instalaciones factibles, agregó el directivo.

El acoplamiento a la flota de vehículos  del Sistema de Posicionamiento Global (conocido por las siglas de GPS) es una novedad tecnológica  que permitirá el control de combustibles y recursos, dijo más adelante.

En el campo se potencia el uso de combinadas cañeras para el corte y tiro de la caña, así como otros equipos que permitan reducir el uso de macheteros solo para aquello terrenos donde  puedan acceder las máquinas

Los indicadores de calidad están en la mira de cada central azucarero. Son tiempos que requieren de optimizar, ahorrar, ser más eficientes en el campo y en la industria, enfatizó finalmente Liobel. Ojalá un espejo de ese evidente cambio sea también el evidente retorno del guarapo a la cotidianidad del cubano.