Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

La flora cubana está en peligro

Los territorios más afectados por esta situación son Guantánamo, Pinar del Río, Santiago de Cuba y Holguín

Redacción Rolando Pujol En Sociedad Feb. 20, 2017

Luego de analizar más del 60 por ciento de las plantas existentes en Cuba, un grupo de especialistas determinó que casi la mitad de ésta se encuentra en peligro de extinción. Tal resultado se hizo público mediante la Lista roja de la flora cubana, en la cual trabajaron alrededor de 80 expertos de más de 30 instituciones del país. 

Dentro de la cifra global de afectación, el 18 por ciento de la flora de la Isla está en peligro crítico de extinción, y 25 especies ya han sido declaradas extintas. De estas últimas, tres viven además fuera de Cuba, por lo que se consideran solamente extintos regionales. 

Esta es la segunda vez que se publica la lista roja, un proyecto que aumenta el conocimiento sobre el estado de conservación de una de las floras insulares más diversas del mundo. Los documentos resultan un soporte para marcar prioridades de cara al objetivo de preservar las especies amenazadas y ejecutar un manejo sostenible.

Todo ello recuerda la especial importancia de continuar los programas de monitoreo de la vegetación amenazada, además de impulsar la cultura ambiental en la población cubana. Los especialistas que encabezaron la investigación destacaron que el primer paso en este sentido es estar conscientes de la situación real y sus posibles desencadenantes. 

Las provincias más afectadas por este fenómeno son Guantánamo, Pinar del Río, Santiago de Cuba y Holguín, justamente aquellas que presentan mayor superficie boscosa y de paisajes naturales. 

Según se expone en la lista, que ha sido resultado de 10 años de labor, las causas que influyen en la preservación de la flora tienen que ver con las especies exóticas invasoras, la deforestación, la fragmentación, la ganadería, la forestación y la agricultura.

Aunque más de dos terceras partes de las plantas amenazadas se ubican en las llamadas Áreas Protegidas, esta lista roja demuestra que aún quedan asuntos pendientes en materia de conservación ambiental. 

Los autores de la pesquisa recomendaron a las entidades y autoridades correspondientes perfeccionar las prácticas de manejo de las áreas dañadas, y no sobredimensionar los altos índices de boscosidad como medidor del estado de conservación de la flora.