Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

La Habana, punto de convergencia del cambio climático

Urge multiplicar las acciones colectivas y de intercambio para enfrentar los efectos que hacen en la tierra la contaminación a escala global, según acuerdos de los más recientes encuentros sobre estas temáticas realizados en la mayor de las Antillas.

Maria Lucía Gonzalez Archivo En Sociedad June 2, 2016

Es el cambio climático una palabra de orden mundial y de ello se habla en La Habana por estos días. Es un tema recurrente porque preocupa a todos, lástima que no por igual, aunque sus efectos no distingan  entre  sistemas económicos, niveles de desarrollo o ubicación geográfica.

 

Especialistas de diversas latitudes han expuesto sus preocupaciones sobre los fenómenos atmosféricos asociados al Niño. En este sentido han surgido nuevas alianzas que ponen de manifiesto un avance sustancial en el enfrentamiento colectivo a las llamadas pérdidas, y una profunda discusión  en materia de diversidad biológica, calidad de los suelos, escasez de agua, cambios en los ciclos de cultivos, calentamiento global, vulnerabilidad de zonas costeras y otros temas afines.

 

Uno de los asuntos más debatidos ha sido la sostenibilidad alimentaria y  muchos interrogantes empiezan a encontrar soluciones viables e incluso se perfilan legislaciones ambientales y forestales a nivel de áreas o de asociaciones internacionales y zonas geográficas.

 

La prevención contra desastres parece convertirse en un imperativo, dado los constantes acontecimientos naturales que han cobrado tantas vidas o notables pérdidas materiales en los últimos años. La experiencia de Cuba en la organización de toda la sociedad durante las fases de alerta,  enfrentamiento y recuperativa se va convirtiendo en un manual para aplicar experiencias similares en otras naciones, siempre ajustadas a las características nacionales.

 

Para Luis Ángel Machín, director del Instituto Cubano de Geografía Tropical, es necesario avanzar mucho más en acciones concretas por una cultura de la tierra y de la vida. Y para esto es clave la unión entre los estudios,  las posiciones académicas y  la ineludible puesta en práctica de los conocimientos. 

 

En otras palabras, muchas de los problemáticas están identificadas e investigadas desde diferentes aristas y con suficientes matices lo que permitiría poner en práctica de forma inmediata las acciones con fines globales y menguar los efectos en los años venideros.

 

Cada vez  aumentan más los desafíos sobre los temas  relacionados con el cambio climático. Y cada vez se requiere de mayor participación cohesionada entre las instituciones a nivel de país y de asociaciones internacionales  para unificar criterios, procederes, ayudas, y cooperación entre los distintos países.

 

Mientras en La Habana los funcionarios asistentes a la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe plantearon con fuerza la necesidad de un mayor intercambio internacional frente al cambio climático, en Trópico 2016 , que sesionó esta semana en el Palacio de Convenciones, se analizó una amplia agenda sobre estas temáticas.

 

Ya unos días antes la ministra cubana de Ciencia, Tencnología y Medio Ambiente,  Elba Rosa Pérez Montoya, abogó en Nairobi, Kenia, por fortalecer las alianzas para enfrentar los retos medioambientales  de los pequeños estados insulares en desarrollo, con mecanismos innovadores de financiamiento y un marco jurídico apropiado.

 

El camino está trazado. Basta con no abandonar la ruta con el compromiso global  para que el beneficio toque a todos por igual.