Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

La infancia en Cuba: un modelo a seguir

En 2014 un informe de UNICEF afirma que Cuba no tiene desnutrición infantil. En el resto del mundo hay cerca de 146 millones de niños con bajo peso.

Jimena Riveros Barceló En Sociedad March 6, 2015

Cero por ciento de niños desnutridos es un dato relevante para una población de casi 11 millones y medio de habitantes que vive en una nación que padece un bloqueo comercial y financiero que le impide crecer económicamente, que no le permite acceder a tecnologías indispensables en materia de prevención y cuidados de la salud, entre otras dificultadas. Así y todo el 97,14 por ciento de los niños menores de 5 años tienen todas las vacunas en forma totalmente gratuita e incluso supera en otras categorías a grandes potencias. Hay que recordar que laOrganización de las Naciones Unidas (ONU) lleva adelante una campaña con el objetivo de lograr en este año las Metas de Desarrollo del Milenio, adoptadas en la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno celebrada en 2000, y que tienen entre sus objetivos eliminar la pobreza extrema y el hambre para esa fecha.


Por citar un ejemplo, en materia de educación Estados Unidos tiene, según el informe de UNICEF, el 93 por ciento de niños matriculados en escuela primaria mientras que en Cuba el porcentaje asciende a 97 y alcanza el 100 por ciento en adultos alfabetizados mientras que de EE.UU no refiere datos en este sentido. 


Otro punto significativo es la expectativa de vida de los cubanos que, en 2013, llegaba a los 79 años promedio entre hombres y mujeres. Otro de los grandes problemas mundiales de la infancia tiene que ver con los niños en situación de calle. Según la ONU en 2013 la cifra llegaba a 150 millones. Otro informe realizado por el Centro Nacional de Familias Desamparadas determina que 2,5 millones de esos niños son  estadounidenses y según datos de organismos internacionales ninguno de ellos es cubano. La Isla tiene una Política de Estado con respecto a los niños huérfanos. Son “adoptados” por el Estado y mientras transitan sus primeros años viven en hogares infantiles creados a partir del triunfo de la revolución, conocidos como “Semillitas de la Patria”. Una vez que ingresan en la escuela primaria son llamados “Hijos de la Patria” y tienen su formación académica garantizada. Cuba está atravesando un proceso de transformación económica y social que se originó con los nuevos Lineamientos en 2011, en sintonía de las necesidades de su pueblo sin perder su esencia revolucionaria.