Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

¡Llegó el frío!

El record nacional de bajas temperaturas es de 0,6 grados Celsius, establecido en Bainoa (sur de La Habana) el 18 de febrero de 1996

Eileen Sosin Martínez Yailin Alfaro Guillen/COH En Sociedad Jan. 11, 2017

Hubo que esperar hasta enero para sentir los primeros atisbos de frío en Cuba. Aquello de que la Isla es “un eterno verano”, más que un eslogan turístico, resulta una frase muy precisa para describir el clima nacional. 

De hecho, este mes de diciembre fue el quinto más cálido en nuestro país, desde 1951. Durante los últimos 31 días del año que recién terminó, se establecieron un total de 17 records de temperatura máxima. 

Según datos ofrecidos por el Centro del Clima del Instituto de Meteorología, el 2016 resultó el cuarto año más cálido en Cuba de 1951 a la fecha, comportamiento que ratifica la tendencia al incremento de la temperatura media observada en la Mayor de las Antillas en las últimas seis décadas.

“La influencia de una masa de aire frío y seco de origen ártico mantendrá las condiciones invernales en la mayor parte del archipiélago cubano, con temperaturas máximas entre 20 y 23 grados Celsius en el occidente y centro, y de 24 a 27 en la zona oriental”, reporta el diario Granma.

Nótese que lo que aquí llamamos “frío”, podría ser una agradable primavera o un plácido otoño en otro país. No obstante, el record nacional de bajas temperaturas es de 0,6 grados Celsius, establecido en Bainoa (sur de La Habana) el 18 de febrero de 1996.

Por estos lares el invierno resulta casi un fenómeno de moda. Apenas soplan las primeras brisas, y la gente comienza a sacar abrigos lanudos, gorros, bufandas, botas… toda una indumentaria que pasa el resto del año en el cautiverio del escaparate.

“Hay que aprovechar para ponérselo ahora”, dicen muchos. De tan acostumbrados –y agobiados- por el calor, hay quienes salen a la calle para “disfrutar” del frío, y celebran el poder tomar sopa o chocolate caliente sin que ello signifique sudar a mares.

Este extraño invierno es la estación por excelencia del turismo internacional, que, procedente de nortes y sures lejanos, encuentra aquí un tiempo perfecto para ir a la playa, pasear por la ciudad y salir de excursión.