Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Manipulan información sobre estudio del SIDA en Cuba

La profesora e investigadora titular Dr. Sc Vivian Kourí afirma que intenta desacreditar el sistema de salud cubano.

Carlos Javier Rodríguez En Sociedad Feb. 28, 2015

El diario de la Florida, El Nuevo Herald, manipuló información sobre un estudio de médicos cubanos por el tratamiento ofrecido a personas con VIH en el Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí”(IPK) de La Habana.

 

El descubrimiento en Cuba de una forma recombinante de VIH que causa progresión rápida a SIDA, es un proyecto internacional de conjunto entre la Universidad de Liege, la Universidad de Católica de Leuven de Bélgica y los especialistas cubanos difundida en las últimas semanas por la prensa internacional.

 

La profesora e investigadora titular Dr.Sc Vivian Kourí, especialista en segundo grado en microbiología se desempeña en el laboratorio de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), que pertenece al departamento de virología en el IPK, salió a aclarar las versiones periodísticas.“La manipulación errónea no ha sido en la mayoría de los medios sino en algunos muy particulares que intentan desacreditar el sistema de salud cubano, y aprovechan cualquier cosa, aunque no tenga sentido lo que dicen”, afirmó la Doctora a un portal de noticias en internet.

 

Según las versiones provenientes de los Estados Unidos, los médicos cubanos habían esperado hasta tres años para tratar a los pacientes faltando a la ética profesional, algo no cierto que explica la médica. “La investigación no interfirió con el curso de la enfermedad, su evolución o el tratamiento a los pacientes. Decir que de antemano se sabía del rápido progreso a SIDA, y no se atendió, es una mala interpretación. El seguimiento a los infectados fue el reglamentado”, señala Kourí en la desmentida.

 

La terapia antirretroviral (ARV) hasta 2010 se aplicaba a pacientes que presentaban un conteo inferior a las 200 células CD4. No obstante, se recomendaba aplicar el tratamiento a infectados con menos de 350 células CD4 para que el paciente estuviera menos deteriorado y su respuesta a la terapia fuese más efectiva.

 

“En el caso de esta investigación, existieron enfermos con un conteo celular ya cercano a las 200 células a los que se les puso inmediatamente el tratamiento. Ninguno de los pacientes había recibido terapia Antirretrovirales (ARV) al momento de tomar la muestra. Por supuesto que en cuanto se les diagnostica SIDA fueron tratados”, dijo la profesora.

 

En cuanto a la respuesta de los infectados a la medicación, la doctora explica que los niveles de resistencia a los medicamentos ARV no están asociados a la cepa del CRF19, ni a los progresores rápidos. El tratamiento para estos pacientes debe ser igual de efectivo. Cuba es uno de los países con menos índice de infección en la región. Estos se han mantenido estables en los últimos años, sin picos de contagio. En relación con otros países en Cuba la prevalencia es baja, solo 0,1% de la población total.