Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Medidas para garantizar la mano de obra en el campo

Las nuevas disposiciones fueron dadas a conocer recientemente en le Gaceta Oficial de la República con vistas a agilizar los procesos de contratación de mano de obra

Maria Lucía Gonzalez Cubadebate En Sociedad Dec. 16, 2016

Una nota publicada en la prensa cubana refiere las nuevas disposiciones de los ministerios de Trabajo y Seguridad Social,  de la Agricultura y  de Finanzas y Precios, que establecen nuevas aperturas para el sector privado.

La nueva medida tiene como objetivo agilizar este proceso y garantizar una organización legal que permita aumentar los resultados productivos en las esferas agroalimentarias en los campos cubanos.

La nota fue publicada en la Gaceta Oficial Extraordinaria No. 43 de 2016 y refiere la posibilidad que se abre para los agricultores pequeños de contratar directamente a trabajadores para realizar las actividades correspondientes a su objeto social.

Aclara el mencionado artículo que anteriormente era la cooperativa de créditos y servicios la encargada de contratar la fuerza de trabajo para las labores permanentes, lo que hacía engorroso el proceso y no siempre tenía en cuenta aspectos de idoneidad a la hora de hacer la selección.

Estas nuevas medidas agilizan el proceso y ofrecen la posibilidad al pequeño agricultor de elegir, de acuerdo con sus necesidades reales, la mano de obra que empleará, solo con el requisito de que  esté inscrita en la nueva modalidad de trabajador agropecuario en el sector privado cubano, llamado por cuenta propia.

Estas disposiciones son parte de las nuevas medidas adoptadas por el estado en la isla para facilitar sus desempeños a aquellos ciudadanos que han emprendido actividades por cuenta propia, generando nuevas fuentes de empleo y aportando nuevos valores a la producción y los servicios en el país.

En el caso de la agricultura responde a una demanda del sector campesino desde hace varios años, pues en sus etapas de picos de cosecha, siembra u otras actividades se les hacía muy demorado el proceso para asimilar la mano de obra que demandaba el momento y en muchos casos esto ocasionaba pérdidas o alteraba el ciclo productivo.

Ahora se abren nuevas oportunidades que de seguro redundarán en beneficios tanto para los pequeños agricultores como para el cumplimiento de sus entregas al Estado cubano.