Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Navidad y Fin de Año en Cuba

Las fiestas navideñas y la celebración del año viejo tienen en esta ocasión en Cuba motivos especiales en la familia cubana.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Barceló En Sociedad Dec. 29, 2014

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos y el regreso de los 3 héroes antiterroristas han sembrado esperanzas en el pueblo y alientan estas festividades.

El pueblo cubano es amante de la navidad, ello es parte de su cultura, en hoteles y casas se encienden los arbolitos navideños que permanecen casi hasta el día de los Reyes Magos.


El árbol navideño llegó en la década del 20 y  ha quedado como un símbolo en la familia cubana.  Anteriormente sólo se decoraba, según la tradición católica española, con "el nacimiento": Las figuras de yeso que representan al niño Jesús en el pesebre con María, José, el ángel, animales, pastores y reyes magos; luego ambos adornos se unieron y el nacimiento se monta al pie o junto al arbolito.


A fines de los 80 y durante los 90 empezó a resurgir la celebración, pero la ignorancia de la costumbre por los más jóvenes hace que celebren más el 31 de diciembre que el 24 y el 25.


La Noche Buena, era concebida por muchos sin la asistencia a la Misa del Gallo, excepto por los católicos practicantes. Hoy asisten a esa misa más personas.


La cocina cubana, muy heredera de la española, con elementos africanos, gusta de mezclar sabores y platillos, y de lo frito. El plato central de Nochebuena lo constituye el cerdo asado y no el pavo o el pollo como en otros países. Suele ser tarea de los hombres asar el puerco -"el macho" lo llaman en regiones del campo- hasta que su pellejo se raje de tostado.


El Ministerio de Cultura por su parte ha preparado un amplio plan de conciertos y actividades para todo el país para celebrar el 56 aniversario del triunfo de la Revolución y por el nuevo año, además de que en 23 municipios tendrán lugar las fiestas populares y tradicionales. Serán miles los artistas que este fin de año y a principios del 2015 pondrán su talento para entretener al pueblo y llevarles una sana diversión.

Cuba está de fiesta, hay alegría, hay optimismo y eso hace como dice  Arnaldo y su Talismán en la canción que “reine la felicidad” en este 2014.