Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Nuevo gaseoducto: Novedad y solución energética

La obra estará terminada a mediados de agosto, como homenaje al cumpleaños 90 de Fidel. Uno de los beneficios será la recuperación de gases emanados al medio ambiente. Será gestionado por la empresa mixta Energas.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Archivo En Sociedad July 8, 2016

El anuncio de la conclusión en agosto de un gasoducto que permitirá recuperar 150.000 metros cúbicos de gas, es considerado una inversión estratégica de impacto en el ahorro de ese combustible.

 

El Ministro cubano de la Energía y Minas, Alfredo López, en su informe anual ante la Comisión parlamentaria de Industria, Construcción y Energía y a la que tuvo acceso Cuba es otra historia, detalló los proyectos orientados a incrementar el uso de las energías solar, hidráulica, eólica y la biomasa a fin de generar electricidad, en medio de los anuncios de reducción de la electricidad en los sectores estatal, residencial y del promocionado deseo de cambio de la matriz energética.

 

En momentos en que se demanda mayor ahorro de combustible en el país, uno de los beneficios del gasoducto gestionado por la empresa mixta Energas, será la recuperación de gases emanados al medioambiente, los cuales se usarán en la generación de energía.

 

Al propio tiempo se conoció que se avanza en un importante programa para la exploración petrolera, la rehabilitación de redes, la medición del gas manufacturado, y la ampliación de capacidades para la producción de gas licuado del petróleo.

 

Uno de los proyectos que se prevé concretar este año será una nueva planta de ácido de la empresa Moa Níquel S.A., la cual contribuirá a la sustitución de importaciones de ácido sulfúrico, componente esencial en los procesos de explotación niquelífera.

 

Cabe destacar, que el gobierno cubano pone especial énfasis en el proceso inversionista se le conceden a las fuentes renovables de energía, con el incremento de parques eólicos y fotovoltaicos, así como también de plantas bioeléctricas y pequeñas hidroeléctricas, que se ejecutarán mediante numerosas vías de financiamiento.

 

La inversión extranjera es un factor muy importante para poder desarrollar estos proyectos que necesitan concreción en el breve plazo y al que ya algunas empresas foráneas han mostrado su interés en intervenir en proyectos para la generación eléctrica a partir de fuentes alternativas en el país.

 

Cuba, con alta dependencia de los combustibles fósiles para producir electricidad, busca revertir su matriz energética con el apoyo de diversos programas encaminados a estimular otras fuentes que no ocasionan daños medioambientales, en momentos en que su liquidez financiera no es boyante para adquirir el crudo en los mercados internacionales, ante el corte de una parte importante del suministro de Venezuela.