Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Organización Mundial de la Salud premia a médicos cubanos

El Consejo Ejecutivo de la OMS, en su reunión 140, otorgó el Premio de Salud Púbica por votación unánime de sus miembros

Redacción Rolando Pujol En Sociedad Feb. 6, 2017

Las imágenes de los médicos cubanos en misiones internacionalistas le han dado la vuelta al mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha distinguido ese esfuerzo con el Premio de Salud Púbica, conferido al contingente médico Henry Reeve, en reconocimiento a su labor solidaria para el enfrentamiento de desastres naturales y epidemias graves en diferentes países. 

La brigada Henry Reeve toma ese nombre de un joven norteamericano que se unió a la Guerra de los Diez Años (1868-1878) en Cuba, y llegó a convertirse en General de Brigada del Ejército Libertador. 

El Consejo Ejecutivo de la OMS, en su reunión 140, otorgó el premio por votación unánime de sus miembros, según informa un comunicado de la embajada de La Habana en Ginebra. 

La adjudicación del lauro al contingente Henry Reeve premia la labor solidaria realizada en numerosos países del mundo afectados por desastres naturales, así como a los más de 250 especialistas cubanos que trabajaron en naciones africanas durante la peligrosa epidemia de ébola.

El galardón será entregado en una ceremonia que se celebrará durante la 70 Asamblea Mundial de la Salud, prevista del 22 al 31 de mayo en Ginebra. Instituido en 2009, el Premio de Salud Pública en Memoria del Dr. Lee Jong-wook reconoce la labor de personas, instituciones y organizaciones con un aporte significativo en el campo de la salud pública.

La brigada Henry Reeve fue constituida el 19 de septiembre de 2005 en La Habana, por el líder histórico de la revolución cubana, Fidel Castro. Desde entonces, siete mil 254 colaboradores médicos cubanos prestaron su ayuda en 19 naciones, entre ellas dos veces en Haití y Chile.  

Los profesionales, entrenados y capacitados para esas misiones, atendieron a más de 3,5 millones de personas y salvaron la vida de unos 80 mil pacientes, según algunos estimados.