Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Orishas predicen que "Obeyono" regirá este año

Cuba bullía de expectación para recibir un nuevo año con mayor prosperidad para los más de 11 millones de habitantes de la Isla. Los sacerdotes cubanos de la regla IFA leyeron el oráculo el 31 de diciembre, y auguraron que regirá este año el signo "Obeyono".

Margarita Pécora En Sociedad Jan. 16, 2016

Andar La Habana es sumergirse en un caldo de espiritualidad que expresa una notable cantidad de cubanos y cubanas que visten por las calles sus atuendos orishas: trajes blancos coronados con turbantes, y coloridas pulseras que identifican el santo de cada cual.

La libertad de culto en Cuba, permite ésto, y también, que libremente unos calculen el futuro a partir de la Ley de las probabilidades con una  base  científico materialista, y otros, según la posición  del poderoso école. Así de variopinta se expresa la cultura cubana.

 

Por eso, crea Ud. o no en los santos, lo cierto es que los "babalawos" auguraron que en 2016 se agravará la crisis migratoria mundial y habrá estallidos sociales. Suavizan  el panorama, con la predicción de que aumentará la inversión extranjera y se producirá un mayor entendimiento entre países.

 

El 31 de diciembre, como ya es tradición, se reunieron en el más absoluto secreto, 21 sacerdotes de la regla IFA, quienes establecieron comunicación con Orula (el santo que no se equivoca). De ahì determinaron el signo, y color que regiràn .

 

El signo de "Obeyono" los lleva a recomendar que se utilice el diálogo como "herramienta importante en la solución de los conflictos" y se establezcan "acuerdos favorables" en política migratoria.

 

Dicen que la  deidad regente será Oggún, uno de los "orishas guerreros", que simboliza la violencia, la virilidad, la juventud, el peligro por hierro, el fuego y las armas.

 

A Oggún lo acompaña este año Oshún, la reina de las aguas dulces del mundo, que personifica el amor y la fertilidad, y se sincretiza con la Virgen de la Caridad del Cobre, adorada en Cuba como la santa patrona de la isla.

 

 Si lo analizamos desde lo científico y el alcance mundial,  es probable que las crisis migratorias que se están produciendo desde el 2015, ciertamente  se agraven porque no es un problema a resolver de un dìa para otro no solo por Cuba sino por paises con una situaciòn màs grave en ese sentido,como tampoco los estallidos sociales se resolverán mientras asuman gobiernos con políticas neoliberales.

 

 En el caso de Cuba, es más que probable  que continúe aumentando la inversión extranjera, y  en el caso del uso del diálogo bilateral ya se está haciendo uso del mismo, en busca de una relacion constructiva con los paises, en particular con  Estados Unidos. 

 

La "Letra" advirtió también que se debe prestar especial atención a la aparición de epidemias, garantizar el "saneamiento de barrios y sitios marginales" y cuidarse de enfermedades digestivas, neurológicas e intoxicaciones.

 

 

Ya a nadie asombra encontrarse lo mismo a un ciudadano común , que a un mèdico,o un ejecutivo, luciendo en un brazalate Iddé u otro con los colores del "santo"  que lo protegen. 

Esta creencia o  moda, justifica los  nuevos y suntuosos comercios que  hoy expenden artículos religiosos en la Capital cubana.. Uno de ellos, es la tienda La Afrocubana,  ubicada en la Calle Aguila, en el barrio chino, donde dialogamos con Guillermo Mesa, uno de los integrantes de esa empresa familiar.

 

Mesa demuestra ser amplio conocedor  de la religiòn Orisha y orgulloso de  poseer el santo  Oggún Guerrero y  la prenda Zarabanda. Es un lector acucioso de los textos de dos escritoras cubanas que han investigado a profundidad estos temas, como son Lidya Cabrera y Natalia Bolìvar.

 

Advierte que muchos extranjeros que llegan a Cuba queriendo  saber y otro,s mejor informados,  piden hacerse "santos".

 

 Consultado sobre la razón por la que hay tanto interès  por esta religiòn, Mesa  resumió:"Cuando suenan los congos (tambores), la sangre afrocubana  bulle, la gente acude como atraída por un imán, y se arma el bembè.

 

Con ese ritmo imaginario retumbando  en nuestros oidos,  nos despedimos de un  lugar que resume una faceta de la cultura religiosa,la misma que bulle en el caldo denso de civilizaciones que conforman la identidad cubana.