Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Para eliminar gases dañinos a la atmósfera

El proyecto está siendo llevado adelante en la Fábrica de Cemento Siguaney, en la provincia de Sancti Spíritus. Durante las jornadas de prueba se destruyeron más de 15 kilogramos de clorofluorocarbonatos.

Jimena Riveros En Sociedad June 6, 2015

Cuba es vanguardia otra vez. Una vez más protagoniza un gran paso en concordancia a su  compromiso con el Protocolo de Montreal, a favor de preservar el medio ambiente y la humanidad.

En la provincia de Sancti Spiritus  se encuentra la primera planta para la destrucción de Sustancias Agotadoras del Ozono (SAO) en América Latina y se encuentra actualmente en fase de ajuste técnico ya que aun no se ha logrado estabilizar el funcionamiento del sistema de forma integral razón está por que la no se conoce  la fecha de inauguración formal.
 
Las 130 toneladas de clorofluorocarbonatos (CFC) para quemar en la nueva planta se encuentran en La Habana y son el resultado de la desactivación de más de 2,5 millones de refrigeradores además de cerca de 300.000 aires acondicionados durante la Revolución Energética.

Se prevé que en más de 20 años la destrucción de esos gases será total, permitiendo que la afectación a la capa de ozono se reduzca en forma considerable.
 
Respecto a la población vecina a la fábrica de cemento Siguaney es importante aclarar que fueron adoptadas  todas las medidas de seguridad para el optimo funcionamiento del proyecto que no afectará en nada a nadie ya que los CFC no son inflamables ni dañinos para el ser humano.
 
Esta importante puesta en marcha se pudo realizar gracias al Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal, mediante el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y Cuba.