Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

San Lázaro, el hacedor de milagros

Todos los años, los 17 de diciembre el pueblo creyente de la isla acude al Santuario de “El Rincón” en Santiago de las Vegas, un poblado ubicado a unos 25 kilómetros del centro de la capital cubana para realizar su peregrinación a San Lázaro.

Redacción Ernesto Salazar/ COH En Sociedad Dec. 16, 2016

Cada 17 de diciembre los cubanos celebran el día de San Lázaro, que recibe especial devoción por considerarse un santo milagroso. Tanto así, que cuando Cuba y Estados Unidos comenzaron el restablecimiento de sus relaciones, ese mismo día de 2014, para muchos fue más que una coincidencia. 

En esa fecha miles de personas procedentes de todas las regiones acuden a su Santuario Nacional, ubicado en El Rincón, pequeño pueblo ubicado al oeste de La Habana. Algunos dan muestra de fuertes pruebas de sacrificio para cumplir una ofrenda prometida ante una gracia recibida por ellos mismos, o por algún amigo o familiar enfermo.

La peregrinación puede superar los 15 mil creyentes, lo que ocasiona el cierre oficial al tráfico automotor de las carreteras de acceso a El Rincón. Además las rutas de ómnibus locales requieren de refuerzos para mover a los pasajeros, y ocurren embotellamientos en las amplias avenidas que conducen a la zona.

Se trata de un lugar que despierta fuertes emociones, incluso para los menos creyentes. “En el Santuario de San Lázaro viví momentos intensos. Presencié promesas, ofrendas y fe desbordada de todo tipo de gente. Yo me vi inmersa en ese sentimiento y me dejé llevar. Un Santuario que respeto muchísimo y al que volvería todos los años”, confesaba una visitante en el sitio web TripAdvisor.

En el propio sitio, a donde asistió el Papa Juan Pablo II durante su visita a Cuba en 1998, radica un hospital en el cual reciben atención médica personas enfermas de lepra y otras patologías dérmicas.

La devoción a San Lázaro constituye también una manifestación del sincretismo presente en la fe de muchos cubanos. El Lázaro pobre y lleno de llagas, único personaje nombrado por Jesús en sus parábolas evangélicas, encuentra gran acogida en los pacientes de lepra y otras enfermedades de las extremidades inferiores.

Al interior, la iglesia muestra varios altares o capillas con imágenes de los santos más venerados por los cubanos, como la Caridad del Cobre, la Inmaculada, la Virgen de Regla, Santa Bárbara y otros. Cada año, el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, preside una de las numerosas misas que se celebran este día en honor a San Lázaro obispo.