Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Santiago de Cuba se viste de largo por sus 500 años

Se recuperan inmuebles priorizando la construcción y reparación de viviendas mientras que declaran de alto valor el patrimonio sumergido y de interés para la inmersión.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Carlos Rodríguez En Sociedad July 11, 2015

Santiago de Cuba recibirá el medio milenio de nacer como villa como una urbe  estéticamente encantadora y ordenada.Cuando el 25 de julio los 500 años inviten a la celebración, habrá que reconocer cuánto se invierte a favor del rejuvenecimiento de la que pareciera que hace de todo para que la miren, y por recibir los piropos que bien merece y hoy se le tributan.

Apuntalada en una postura que escapa a la mera responsabilidad de las autoridades políticas y gubernamentales para instalarse en el alma de su gente, la ciudad Heroica sincronizó mente y corazón, y alineó sus oídos a las palabras del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro Ruz, que en el acto por el aniversario 60 del 26 de Julio invocara a edificar una urbe cada vez más bella, higiénica, ordenada y disciplinada.Con el encargo estatal de dirigir, elaborar y controlar el ordenamiento territorial y el urbanismo, no es casual que Planificación Física sea la responsable de rectorar el Plan y delimitar las prioridades, camino que conduce a la eficaz gestión de cualquier proceso.

El programa de ordenamiento urbano se ha basado en la satisfacción progresiva e integral del déficit habitacional de la ciudad, focalizado en solucionar, en orden jerárquico, las afectaciones a las viviendas que provocara Sandy, la precariedad de cuarterías, barrios y focos insalubres, y el fondo de casas en regular y mal estado técnico-constructivo, considerada la fundamental vulnerabilidad de la urbe, entre otras necesidades vinculadas con el hábitat, en lo que se inscribe su desprovista red de alcantarillado.

La revolución que en términos constructivos acontece en Santiago de Cuba, que poco a poco va creciendo desde los cimientos, es tan hermosa que sobrepasa cualquier inconformidad o disgusto por lo que aún no complace. Basta aproximarse a una esquina cualquiera para entender las razones de por qué a Santiago nada la derrumba. Para orgullo de Cuba, a 500 años de su surgimiento, esta urbe se mantiene en forma, sigue coqueta.
Uno de los inmuebles que destaca la arquitectura maravillosa de Santiago de Cuba es la sucursal 8301 del Banco de Crédito y Comercio, ubicada en el centro histórico santiaguero, justo en la esquina de Aguilera y Corona.

El “Royal Bank of Canada” o Banco de Canadá como se le conoce popularmente tiene una fachada diseñada con los códigos del estilo ecléctico, aunque su base es neoclásica.

Es un edificio construido entre 1910 y 1911 por una compañía norteamericana. Según cuentan, esa entidad importó hasta los materiales de terminación de los frentes.

El inmueble, cerrado desde hace 3 años aproximadamente, se encuentra sometido a un proceso de remodelación, por el estado técnico en que se encontraba.

En una reciente visita a la Ciudad de Santiago de Cuba puede comprobar que el edificio Royal Bank sufrió una remodelación en el entrepiso y la cubierta en el año 1952  por el arquitecto Rodolfo Ibarra. Esa vez el proceso abarcó las redes técnicas, las terminaciones, el equipamiento, el mobiliario, así como el reforzamiento estructural de algunos elementos constructivos tales como columnas y losas que presentan daños considerables.

La reconstrucción del “Royal Bank of Canadá” , forma parte del plan  de la celebración por el 500 aniversario de la fundación de la villa santiaguera.

La sucursal 8301 del Banco de Crédito y Comercio de Santiago de Cuba tiene un papel protagónico en el perfil urbano, siendo una pieza muy importante en el sistema de edificios bancarios en la ciudad y todo el país.Es donde se realiza la mayor cantidad de operaciones en el municipio santiaguero por la cantidad de empresas que acoge. Además ofrece otros servicios como los créditos personales y los que tienen que ver con las afectaciones por fenómenos naturales.

Por otro lado elParque Arqueológico del Patrimonio Cultural y Natural Subacuático Batalla Naval de Santiago de Cuba, fue declarado  Monumento Nacional, durante una ceremonia  en el Castillo del Morro San Pedro de la Roca, Patrimonio Cultural de la Humanidad.


Gladys Collazo, presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos y del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, dio lectura a la resolución oficial, en la que se resaltan los valores de ese espacio, escenario de la Batalla Naval de Santiago de Cuba, el tres de julio de 1898. El lugar está conformado por siete sitios arqueológicos, donde yacen los pecios de cinco buques españoles y dos norteamericanos vinculados al conflicto, y objetos pertenecientes a las embarcaciones, que incluyen mástiles, herrajes, parte de la artillería y proyectiles.

Vicente González, especialista principal de la conservación del patrimonio sumergido en la provincia, refirió que la declaración es resultado de la labor de buzos, historiadores, arqueólogos, biólogos, investigadores, y otros profesionales, para conformar el expediente que avala la importancia del área.

El Parque Arqueológico ocupa una franja costera de unos 120 Kilómetros de longitud y fue testigo del desigual combate entre las escuadras del contralmirante español Pascual Cervera y el contralmirante norteamericano William Sampson, en el que todos los buques españoles fueron aniquilados.

García de Paredes Sevilla, representante de la Armada Española, recordó los lazos históricos que unen a Cuba y a su país, desde que Cristóbal Colón descubrió la Isla en 1492.

Asistieron también a la cita Juan Francisco Montalván, embajador de España en Cuba; Olga Rufín, representante  de la Oficina Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en Cuba; Julián González, Ministro de Cultura de Cuba; bisnietos del célebre contralmirante Pascual Cervera y otros invitados.