Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Siguen los récords, pero de lluvias y calor

Las altas temperaturas dentro de la isla en el pasado mes de Abril y las lluvias rompieron el record histórico cuando el termómetro alcanzó valores superiores a los 35 grados Celsius y una fuerte invasión de lluvias alcanzó la capital cubana.

Carlos Javier Rodríguez Barceló En Sociedad April 29, 2015

Los record climáticos fueron característica fundamental de los cubanos durante los meses de Abril y Mayo según se pudo comprobar con las estadísticas difundidas por el Instituto Nacional de Meteorología de este país caribeño.

En el caso de las lluvias provocaron que provocaron durante la pasada semana importantes inundaciones dentro de la capital fue provocado por una línea de tormentas eléctricas prefrontal que se desarrolló sobre el Estrecho de la Florida, dijeron las fuentes especializadas.

Los municipios del Cerro, Centro Habana, Habana Vieja, Plaza, Playa y las zonas bajas de la ciudad fueron las más afectadas con lluvias intensas y fuertes vientos en muy poco tiempo, algo que no ocurre muy frecuente en la zona y que agarró por sorpresa a los habitantes del lugar.

Este fenómeno atmosférico debido a su impronta causó dos fallecidos, tres derrumbes totales y 24 parciales, 400 locales perteneciente al estado cubano que tuvieron daños y mil 400 viviendas inundadas lo que significo también un daño para la economía.

El último fin de semana del mes de Abril fue declarado como uno de los días más calurosos de las últimas cinco décadas en la isla cuando las estadísticas rompieron su record al alcanzar los termómetros valores superiores a los 35 grados Celsius de acuerdo con los reportado en 23 estaciones meteorológicas en todo el país.

Estas altas temperaturas ocurrieron en la localidad de Velasco, Holguín en la zona oriental con valores de 38,7 grados, superando el record nacional obtenido por Jucarito, provincia de Granma, de acuerdo con lo dicho por el jefe del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología José Rubiera.
La Habana tuvo una máxima de 37,0 que fue la medida más elevada desde 1909 cuando habían llegado a 36,3 grados señaló la estación Casa Blanca aunque otros lugares de la isla se vieron superadas las cifras de altas temperaturas.

La explicación de los conocedores fue el predominio de cielos despejados en ese momento que favorecieron la intensa radiación solar y la presencia de un flujo de vientos débiles de la región sur, lógicamente hecho ocurrido antes de que llegaran las intensas lluvias e inundaciones.

Los especialistas aclaran que este gran calor no significa que sea un avance de lo que sucederá en los meses veraniegos de julio y agosto porque el comportamiento del tiempo depende de las condiciones meteorológicas de cada mes que lógicamente influyen.