Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Sobran méritos a la salud en la mayor de las Antillas

Cuba fue electa presidenta y secretaria general de la Alianza de Asociaciones de Salud Pública de las Américas recientemente en Panamá. Un reconocimiento a la labor sanitaria en la región, a pesar del bloqueo económico.

Miguel Reyes Mendoza Archivo En Sociedad Aug. 3, 2016

Para quienes conocen la labor desempeñada por los médicos cubanos en el continente, no es difícil apreciar que el sistema de salud en Cuba es uno de los mejores del planeta.

 

Tanto es así, que se ha logrado una integración entre todos los pueblos de nuestro continente, motivados por el bien de la salud de los ciudadanos, a pesar de las diferencias ideológicas y de gobiernos, afirmó el doctor Juan Manuel Diego Cobelo, Secretario General de la Alianza de Asociaciones de Salud Pública de las Américas (Aaspal), en la Primera Conferencia Internacional celebrada en Panamá.

 

En la cita se seleccionó a Cuba como presidenta y secretaria de la Alianza por los resultados alcanzados en el área y los índices primarios mostrados por los médicos de familia en cada una de sus exposiciones, independientemente del bloqueo económico a la Isla que impide la utilización de tecnología de punta, aunque no el desarrollo científico y cognitivo de los especialistas.

 

El doctor Alcides Ochoa, presidente electo, dijo a la agencia Prensa Latina que este proceso no es más que un reconocimiento a los aportes y la colaboración brindada por la nación caribeña en este campo, en la formación de recursos humanos y en la necesidad de crear una organización como la Aaspal.

 

Asimismo afirmó, que el rol desempeñado por la Sociedad Americana y su relación con Cuba, es un respaldo al respeto que sienten sus miembros por el Sistema de Salud desarrollado en la mayor de las Antillas.

 

Lo cierto es que el mandato se renueva cada tres años, pero esta primera edición tuvo un acuerdo excepcional de que la actual junta directiva pueda reelegirse, y así garantizar la continuidad del trabajo en la etapa formativa.

 

De esta manera, dentro de sus siete estrategias de trabajo, se prioriza la realización de actividades conjuntas a partir del fortalecimiento de la membrecía en el Caribe, lo que posibilitará en 2020 celebrar el Congreso Mundial de Salud.

 

Cuba es otra historia resaltó en su página digital la labor desarrollada por los cubanos en el campo de la biotecnología, los avances que se exponen a nivel mundial y a partir de experimentos realizados en la Isla, a lo que se suma que posiblemente sea declarado un país con baja tasa de infestación de VIH/SIDA por el trabajo sistemático realizado con la población.

 

A todo ello, se suman los índices de mortalidad infantil, la labor de tención a programas priorizados como el materno infantil, el adulto mayor y la tercera edad, proyectos que demuestran el potencial de la medicina cubana y que hoy, es reconocida a nivel mundial.

 

De ahí que, uno de los objetivos de la alianza sea aprovechar las fortalezas de sus integrantes para trazar estrategias encaminadas a enfrentar enfermedades transmisibles, remergentes, emergentes y las crónicas como diabetes, obesidad e hipertensión arterial, entre otras de interés.

 

Combatir el Zika como lo hacen los cubanos en Brasil o los propios intercambios de información y conocimiento, deben ser proyectos de trabajo a extenderse en un futuro inmediato. Todo ello, permitirá materializar y mantener los acuerdos de colaboración con naciones homólogas como Nicaragua, Estados Unidos, Puerto Rico, Brasil y Bolivia, que incluye, además, intercambio de literatura y realización de eventos conjuntos.

 

Como mismo sucede con la Escuela Latinoamericana de medicina y todos los proyectos de formación de profesionales de la salud que existen en Cuba, la asociación recabó la necesidad de fortalecer esta área, sobre todo en la calidad de los currículos y devenido aporte considerable para la región.

 

La Segunda Convención de Salud, en abril de 2015, tras varios años de conversaciones y gestiones con la Sociedad Americana de Salud Pública y la Federación Mundial de Asociaciones de Salud Pública, posibilitó la creación de Aaspal, que ahora recaba la necesidad de crecer en miembros, y trabajar por mejorar la salud de los pueblos americanos, desde una perspectiva científica, investigativa y tecnológica.