Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Vacunas cubanas contra el cáncer de pulmón

Dos vacunas elaboradas por científicos cubanos tienen el potencial de reducir el crecimiento de las células cancerosas en los pacientes con una etapa avanzada de cáncer en el pulmón.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Valentín Rodríguez En Sociedad Feb. 27, 2016

Se trata de una nueva avenida para luchar contra esta enfermedad y que en algunos años podría estar accesible, para muchos países en la medida que avance el proceso político de normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Ana Victoria de la Torre Santos, jefa del Servicio de Oncología del Hospital Universitario Celestino Hernández Robau en la localidad de Santa Clara, Cuba, me explicó recientemente algunos de los detalles de estos tratamientos que, en esencia, activan el sistema inmunológico del paciente de modo que el mismo cuerpo combate las células cancerosas.

“Y hasta ahora no se han identificado efectos adversos severos por la vacuna”, dijo De la Torre Santos al precisar que el nivel de toxicidad de la vacuna es muy bajo.

Los nombres de los medicamentos son CimaVax y Racotumomab. Hasta el momento no se usan como vacunas que previenen la enfermedad, sino que disminuyen la velocidad con que el cáncer se propaga por el cuerpo. Ambos medicamentos están todavía en el proceso de pruebas clínicas. En el caso de CimaVax, las pruebas comenzaron en 1995.

“En la actualidad estas terapias se están implementando con éxito en Cuba y vislumbramos que estén disponibles para los pacientes de la Isla en los próximos años”, dijo, por su parte, Fernando Cabanillas, director del Centro de Cáncer del Hospital Auxilio Mutuo, entidad que celebró en Cuba un simposio llamado “Inmuno-oncología en el manejo del cáncer pulmonar”.

El galeno explicó que en la actualidad algunos tipos de cáncer, dentro de su desarrollo, logran bloquear el sistema inmune de la persona. Es decir, las defensas naturales del paciente dejan de funcionar efectivamente ante la presencia del cáncer. Estas vacunas, sin embargo, tienen el potencial de reactivar el sistema inmune del paciente.De la Torre Santos explicó que en la actualidad las vacunas están siendo administradas luego de completarse el proceso de quimioterapia o radioterapia.

Señaló que los resultados han sido variados. Algunos pacientes pueden alargar su vida por algunos meses con la vacuna, mientras que otros logran extender la supervivencia por años, pese a la etapa avanzada del cáncer que padecen.Cabanillas explicó, por su parte, que en la actualidad el Instituto de Cáncer de Roswell Park en Nueva York es el único que trabaja en las gestiones conducentes a administrar como prueba estas vacunas a sus pacientes en Estados Unidos.