Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Vimang: naturaleza y salud

El sistema de salud cubano es reconocido a nivel internacional pero no solo en su medicina tradicional. La llamada “Medicina Verde” y la biotecnología son algunos de factores desarrollados más desarrollados por los profesionales de la salud, el Vimang es uno de ellos.

Redacción En Sociedad Dec. 9, 2016

Muchas veces la medicina verde se asocia a trucos de abuelita, o simplemente como el recurso más usado por los campesinos cuando hay alguien enfermo en el hogar. Sin embargo, estos “remedios caseros” han probado su eficacia en numerosos padecimientos. Así ocurre con los productos Vimang, nombre comercial de una formulación cubana obtenida a partir de la corteza del árbol de mango. 

La acción antioxidante, parecida o mayor a la de las vitaminas E y C, constituye su propiedad fundamental. De ahí se derivan múltiples usos, pues contribuye a los mecanismos que desarrolla el cuerpo contra el estrés oxidativo, relacionado con alrededor de 100 afecciones. 

Luego, es empleado en tratamientos de cáncer y VIH-Sida, aunque varios expertos han explicado que no cura estos males, sino que su influencia en el sistema inmunológico contribuye a disminuir la muerte celular, y aumenta la capacidad de lucha del organismo. 

La crema Vimang significativos sus efectos en enfermedades dermatológicas, como soriasis, cloasmas, escaras y herpes zóster. Ayuda a restaurar tejidos y eliminar manchas de la piel, además de aportarle elasticidad y tonicidad. Todo ello, sumado a su efecto fotoprotector, la convierte en una alternativa para contrarrestar las consecuencias del acné y retardar los procesos de envejecimiento, de modo que también tiene fines cosméticos. 

La formulación líquida, como complemento nutricional, se utiliza en casos talasemia, asma, estados depresivos, infertilidad, anemia, y diabetes. Por sus cualidades antinflamatorias y analgésicas se recomienda en cuadros de artrosis,  hemorroides, artralgias y dolores musculares. En general beneficia la calidad de vida, incluso en personas sanas, o aquellas expuestas a alto estrés mental y físico. 

El producto es rico en minerales, vitaminas, aminoácidos, zinc, cobre y selenio, y hasta el momento no se reportan contraindicaciones o efectos tóxicos. Si bien son reconocidas sus aplicaciones terapéuticas, resulta muy importante usarlo en la prevención. Tal es el criterio del doctor Reymundo Miranda, de la clínica ubicada en Calle 100 y Ojo de Agua (en las afueras de La Habana), centro pionero en la obtención y aprovechamiento del Vimang.  

Su historia comienza hace unos 25 años, cuando el capitán de fragata Eleuterio Páez, se dedicó a estudiar de manera empírica la corteza del árbol de mango, cuyos beneficios ya conocía por tradición familiar. Las investigaciones propiamente científicas han sido desarrolladas en buena parte por el Centro de Química Farmacéutica. 

Al obtener la materia prima, no se afecta la floración ni fructificación de la planta, que regenera su corteza en dos años. Con un manejo sostenible no sería necesario sembrar más mango, al tiempo que los cultivos existentes adquieren valor agregado, más allá de su consumo agroindustrial como alimento. 

La empresa Genix-Labiofam produce y comercializa el extracto de Mangifera indica L., en forma de crema, tabletas, infusión, extracto acuoso y jarabe; incluidos en el Programa nacional de Medicina Natural y Tradicional, del Ministerio de Salud Pública de Cuba. Vimang cuenta con registros de marca en 21 países y se expende en más de 50. Ha recibido premios de la Academia de Ciencias de Cuba y de la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial.