Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Aumentan los estadounidenses que viajan a Cuba

En este incremento tan marcado parece influir la advertencia de una “revisión total” de las políticas hacia Cuba, anunciada el Secretario de Estado, Rex Tillerson

Redacción Rolando Pujol En Turismo Feb. 22, 2017

Caminar por las calles del Vedado, la Habana Vieja o Centro Habana permite comprobar la gran cantidad de turistas que vienen a Cuba. Aunque los norteamericanos solo pueden viajar a la Isla a partir de 12 categorías aprobadas por su gobierno, el número de visitantes de ese país crece exponencialmente. 

De acuerdo con datos divulgadas por estos días, en enero pasado llegaron aquí 43 mil 200 estadounidenses, lo que significa un aumento de 125 por ciento respecto a igual mes de 2016. La cifra asciende a 74 mil visitantes, si se suman los 31 mil cubanoamericanos, cuyos viajes a su país de origen crecieron en 78 por ciento. 

En este incremento tan marcado parece influir la advertencia de una “revisión total” de las políticas hacia Cuba, anunciada por Rex Tillerson, Secretario de Estado de la administración del presidente Donald Trump.  

No obstante, vale señalar que, antes de esto, ya existía entre los norteamericanos la idea de que “hay que ver a Cuba antes de que cambie” o “antes de que llegue McDonald’s”; lo que se consideran supuestos efectos de la normalización de relaciones entre los dos países. 

Los datos del movimiento turístico, confirman los resultados de encuestas y testimonios publicados en Estados Unidos respecto al creciente interés de empresarios y hombres de negocios por explorar las oportunidades que ofrece la Isla.

Según estadísticas dadas a conocer semanas atrás por José Ramón Cabañas, embajador cubano en Washington, 284 mil estadounidenses y 329 mil cubanoamericanos viajaron a Cuba en el 2016, a partir del mes septiembre en vuelos directos, con tarifas más bajas y con mayor predictibilidad en el servicio. En su conjunto, ambas cifras significan un aumento del 34 por ciento en los viajeros que se movieron desde Estados Unidos hacia Cuba.

Esta situación está favorecida por el hecho de que cuatro líneas de cruceros tienen permisos otorgados para realizar recorridos a distintos puertos cubanos, además de que las aerolíneas Delta Airlines y American Airlines cuentan con sendas oficinas en La Habana. Solo de septiembre a diciembre del 2016, diez aeropuertos cubanos recibieron mil 833 vuelos directos de ocho líneas aéreas estadounidenses.