Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

“Cuba es uno de los países más amigables para trabajar”

De esa manera lo aseguró el Director Comercial de Interassist Travel, Martín Ortiz, al ser entrevistado por “Cuba es otra historia”. El empresario destacó las potencialidades que brinda la industria del ocio en la mayor de las Antillas y de la evolución del turismo en los servicios médicos y de infraestructura.

Santiago Masetti Archivo En Turismo July 23, 2016

Cuba es otra historia visitó las flamantes oficinas de Interassist Travel, ubicada en el primer piso de un edificio situado en Cerrito 1071, con el objetivo de conocer de primera mano los servicios que ofrece esa importante empresa de seguros.

 

Luego de hablar por unos minutos con una guapa secretaria que nos recibió en una tarde de lluvia en la Ciudad de Buenos Aires, el Director Comercial de Interassist Travel, Martín Ortiz, invitó a pasar a este redactor a la cocina de su oficina, y luego del ofrecimiento de un vaso de agua y un café, me invitó a recorrer las diferentes apartados de las instalaciones y hablar sobre los principales arreglos que en ella se estaban realizando.

 

Momentos más tarde, pasamos al despacho de Ortiz, el cual se caracteriza por su amplitud, su buen gusto y por la presencia de un maniquí negro que se encuentra pegado a la puerta y que, a simple vista del que no conoce, puede funcionar como un guardia eterno de la oficina de Ortiz.

 

“Acá funcionaba la ONG del Pupi Zanetti” dice Ortiz para justificar la presencia del maniquí que, a su forma, invitaba a sentarnos en el escritorio. “Estamos en arreglos, pero estoy seguro que al maniquí lo dejo donde esta, le estoy tomando cariño”, bromeó el  Director Comercial de Interassist.

 

Ortiz comenzó explicando que Interassist es una empresa relativamente nueva, pero con experiencia en el sector y que sus servicios se dividen en cuatro ramas principales: corresponsalías, asistencia al viajero, vehicular y de hogares.

 

Al ser interrogado acerca de cómo y en qué estado se encuentran los negocios con la mayor de las Antillas, Ortiz informó: “Con Cuba trabajamos con el único proveedor que es Asisttour. Desde un comienzo tuvimos la suerte, desde la empresa, de tener clientes a 4 meses de tener la unidad de negocios, clientes que son únicos y exclusivos de Cuba, como por ejemplo Carimar o Havanatur, que son claros ejemplos de manejar grandes masas de pasajeros a un mismo destino y eso te obliga hacer más fuerte en operaciones en ese lugar, a estar continuamente detectando la calidad, el cómo se brinda el servicio y la acumulación de casos”.

 

“Lo bueno de Cuba, que al tener un único proveedor, es muy sencillo, porque hablas con una sola persona. Nosotros coordinamos la asistencia y ellos se encargan de toda la parte operativa con las instituciones. Lo bueno que un país entero al ser monoproveedor es mucho más sencillo”, relató Ortiz, en la ex oficina del jugador de fútbol de la selección Argentina.

 

En este contexto el Director Comercial de Interassist explicó: “Son muy responsables, están muy comprometidos con el trabajo y tienen una muy buena operación en el lugar y sí eso lo asocias una empresa que tiene las mismas características y donde, únicamente el enlace se tiene que hacer entre empresas y además la comunicación es fluida, da como resultado una operación perfecta que se buscaría hacer en cada país y no lo podes lograr”.

 

“Yo trabajo en turismo hace 30 años, desde hace 10 recuerdo cuando se firmaban los convenios en materia de tomar como proveedor a empresas del Estado cubano y todas las situaciones que pasaron desde ese entonces a hoy y cómo cambió ese estado en materia de turismo”, recordó y señaló.

 

Por tanto, Ortiz comentó: “Ha cambiado y evolucionado mucho, y yo estimo que la apertura de este tipo de negocios en Cuba es muy propicioso para ellos, lo que generó que en los últimos 4, 5 años se notó mucho un cambio rotundo en el servicio prestados desde la Isla hacia los clientes”.

 

“Nosotros tenemos de cliente al Gobierno cubano y este nos provee de servicios a nosotros. Te puedo decir que eso cambió radicalmente en lo que respecta la atención hacia nosotros, el servicio, la cordialidad (que existe siempre), el vinculo que se generó en estos años y todo lo que tiene que ver con cómo creció la Isla en algunos aspectos y cómo está focalizada en centralizar turismo y en la forma de hacer negocios. Para nosotros es un orgullo poder entrar y vender un servicio donde nosotros somos la marca, que se nombra en la Isla, cuando hay un pedido de asistencia médica” dijo de forma orgullosa Ortiz.

 

A la hora de destacar como funciona el negocio en Cuba, Ortiz señaló: “La máquina de prestación cubana es excelente. El índice de satisfacción y de atención, tanto desde el uso, el pedido, el llamado, la coordinación, la atención misma del cliente y la identificación de la calidad con la que el cliente utilizó el servicio eso cambió en un coeficiente de calidad de 85% a un 98, 99%”.

 

“Se notó que en Cuba se tomaron cartas en ese aspecto y hoy me puede llegar a mí un caso en una o dos semanas; o sea han ido 2000 pasajeros, hemos atendido a 100 o 150 y sólo me ha llegado un caso en dos semanas, que es cuando hay problemas. Ha bajado casi a cero la incidencia de la calidad baja y se ha incrementado en un 99% una calificación en lo que es el procedimiento desde que se inicia hasta que se termina: es muy eficiente” manifestó el Director Comercial.

 

Ortiz además señaló: “Nunca tuvimos problemas de infraestructura”, para luego relatar que “una de las principales situaciones que le suceden a la mayoría de los viajeros que viajan por primera vez, es que conocen la fama mundial de la buena medicina, profesionales y atención de primera, pero piensan que ese servicio se encuentra en La Habana o en las principales ciudades, pero te preguntan el qué hacer cuando estás en Cayo Coco o en la Punta; te soy sincero, hoy coordinamos casos de asistencia en toda la Isla de punta a punta”.

 

Para finalizar el Director Comercial de Interassist manifestó las facilidades que tiene Cuba a la hora de “coordinar traslados de provincia a provincia, porque los casos pueden ser de baja complejidad y son atendidos en el lugar; de mediana complejidad y hay que analizar si el caso tiene un traslado sanitario interno o no y de alta complejidad, en la que se busca una institución que decide si el paciente puede o no continuar con su viaje”.

 

Seguía lloviendo en Buenos Aires, el maniquí sin rostro miraba atentamente las palabras de despedida brindadas por Ortiz, quien muy amablemente me decía que lo llame cuando sea necesario. Luego me acompañó hasta la puerta de su oficina donde, lamentablemente, ya no se encontraba su secretaria.