Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

El gigante del crucerismo llegará a Cuba

La mayor empresa de cruceros del mundo, la estadounidense Carnival llegara a Cuba en el verano del 2016 con sus ofertas de paquetes solo para las categorías aprobadas para viajar a la Isla.

Valentín Rodríguez, Corresponsal En Turismo Oct. 3, 2015

La mayor empresa dedicada a los viajes de Crucero, la norteamericana Carnival ya iza sus banderas de popa para emprender  viajes a Cuba a partir del verano de 2016, según se colgó en su website, al recibir la autorización del gobierno Federal. Carnival se convierte así en la primera naviera de gran calado en obtener un permiso para viajar a Cuba desde que Estados Unidos decretó el bloqueo comercial y financiero en el año 1960, que sigue vigente pese a los intentos de la administración de Barack Obama de minarlo.

Para tal fin, Carnival usará su nueva línea fathom, destinada a viajes de estadounidenses que tengan como propósito asuntos académicos, profesionales, religiosos y educativos, las únicas posibilidades que permiten las reglas del Departamento del Tesoro para otorgar licencias a compañías de transporte que deseen establecer conexiones con Cuba. El llamado contacto people to people.

Carnival declarò que usará cruceros con capacidad para 710 pasajeros -número relativamente pequeño para el tipo de operaciones que realiza esta línea de cruceros- y podría cobrar unos US$2.990 por boleto, excluyendo impuestos y otros cargos. Los paquetes de viajes  a Cuba que Carnival propone incluirán visitas a las ciudades coloniales Cienfuegos y Santiago de Cuba además de La Habana, así como encuentros con artistas, empresarios, escolares y otros grupos en ambientes que van desde la comunidad afrocaribeña en el vecindario Muraleando de La Habana hasta una granja orgánica.

Desde que comenzó el deshielo entre los dos países el 17 de diciembre del año pasado, decenas de ejecutivos de empresas aéreas como Delta Airlines, United Airlines y American Airlines, así como las hoteleras, Hilton y Marriott, han viajado a La Habana para tantear un mercado prácticamente virgen para el estadounidense común habituado a pasar las vacaciones en el Caribe.