Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

El Hotel Nacional de Cuba es historia, cultura y más

La instalación turística insignia de Cuba encierra tantos valores y encantos que la ubican entre las más aceptadas en el mundo, según los sitios turísticos de posicionamiento más conocidos en las redes sociales

María Lucía González Rolando Pujol En Turismo March 20, 2017

El Hotel Nacional de Cuba es símbolo de historia, cultura y cubanía, es la institución insignia del Grupo Hotelero Gran Caribe y de la hotelería cubana. Fue inaugurado el 30 de diciembre de 1930, con una ubicación privilegiada frente al litoral habanero, el cual puede observarse desde su jardín, extenso y propicio para disímiles encuentros. 

Es de destacar su arquitectura ecléctica, al mezclarse el art decó, el estilo neocolonial, el clásico romano y el morisco español; así como el uso de materiales nacionales, como mármoles, maderas duras y preciosas, piedras de Jaimanitas, entre otros.

Resulta un hotel histórico, que al decir de los huéspedes permite una experiencia similar a viajar al pasado. Cientos de personalidades y famosos se han hospedado aquí, y múltiples acontecimientos relevantes han ocurrido en esa joya tan visitada por personalidades de todos los tiempos, cuyos recuerdos se guardan en el Salón de la Fama.

Fue declarado Monumento Nacional en 1998, y posteriormente fue inscrito en el Registro de la Memoria del Mundo. Además conserva en sus jardines dos de los cañones de la antigua Batería española, emplazada a finales del siglo XVIII en el mismo sitio que hoy ocupa el hotel.

Posee 439 habitaciones, entre ellas cuartos estándar, suite de uno o dos dormitorios, y dos suites muy especiales: la Presidencial y la Real, más bien consideradas apartamentos. La decoración de los dormitorios conserva el estilo de los años 30, y algunas están referenciadas por las personalidades que en ellas se hospedaron, como Nat King Cole, María Félix, Errol Flynn, Frank Sinatra y Ava Gardner, Compay Segundo, entre otras. 

El piso seis del hotel está dedicado a los hombres de negocios, con servicio personalizado, recepción y desayunador privado, salones para reuniones y conexión wifi. La modalidad de eventos tiene allí un pequeño centro de eventos, con salones habilitados para banquetes y convenciones. 

Cuenta con dos piscinas, tres restaurantes con ofertas diversas, cinco bares, cafetería, Centro de Negocios, barbería-peluquería, conserjería, galería de arte, tiendas, y diversos espectáculos nocturnos como conciertos  del Buena Vista Social Club, y cada noche el colorido show “Cubano, cubano”, en el famoso Cabaret Parisien.

La reapertura del mirador en su torre más alta le devuelve la exclusividad de ofrecer espectaculares vistas de los lugares más emblemáticos de toda La Habana, en ese encuentro con el horizonte del litoral que para muchos es símbolo de paz. No por casualidad el Hotel Nacional de Cuba ha recibido el premio World Travel Awards en 11 ocasiones, desde el 2004, nominándolo como líder de la hotelería en Cuba.