Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Empresa canadiense se apresura en el “green”

El golf resulta muy atractivo para numerosas compañías que proyectan nuevos campos y hoteles vinculados a esa práctica deportiva.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Archivo En Turismo Aug. 8, 2016

Después de 20 años, y con una inversión que alcanzará los 1.400 millones de dólares la empresa canadiense 360 VOX espera construir un campo de golf, con 27 hoyos, cuatro hoteles de lujo y 2.700 departamentos suntuosos para extranjeros.

 

A la empresa le han asignado 6 kilómetros de exuberantes playas cristalinas a sólo 65 kilómetros de La Habana para llevar a cabo un proyecto, que año tras año se ha frenado, pero que ahora tiene como fecha de comienzo el segundo semestre del 2017.

 

En la conferencia de prensa a la que asistió Cuba es otra historia, su presidente, Guy Chartier, declaró que "algunos querrán ir a Eagle's Peak a ver el amanecer, ir a una clase de yoga en un sitio donde pueden saludar al sol y otros jugar en una ronda de golf”.

 

Respecto a la lentitud del proceso, Chartier lo deja claro: "Si hay algo que se necesita aquí es paciencia, las empresas no deben venir a Cuba si no tienen planes a largo plazo”.

 

Esto se debe a la burocracia: se necesitan meses para procesar un documento, por lo que no es raro que pasen años o décadas sin avances en este tipo de proyectos.

 

Otras empresas especializadas desean seguir los pasos de la canadiense en lo inmediato; la china  Banyan Tree se dispone a poner en marcha otro hotel con campo de golf en un sector alguna vez deseado por intereses británicos. Pero en este último caso la historia no tuvo un final feliz porque debieron abandonar la Isla en el año 2011 ante las acusaciones de corrupción.

 

Más cerca de la playa de Varadero, otra empresa británica ya planea empezar a trabajar, hacia fin de año, en un complejo con un campo de golf de 18 hoyos y playa con 1.000 departamentos y casas.

 

En el nuevo contexto de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos y de la política del gobierno cubano de mayor apertura hacia las inversiones extranjeras, el sector turístico parece ser el que más interés está despertando entre las empresas internacionales.