Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

¿Está Cuba preparada para enfrentar el boom turístico?

Aceptar importantes volúmenes de turismo internacional con insuficiente disponibilidad en habitaciones y otros servicios, comporta el mayor reto de la industria turística cubana.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Ernesto Salazar En Turismo Feb. 20, 2016

Entre enormes retos y tras superar el umbral de los 3,5 millones de turistas el pasado año; Cuba encara con nuevas expectativas el turismo en el 2016, año en el que se espera un nuevo récord de visitantes, especialmente de EE.UU, que se multiplicarán con la inminente llegada de vuelos regulares y ferris.

 La llegada de estadounidenses a la isla aumentó en casi un 75% en 2015 respecto al año anterior, con más de 150.000 visitantes de ese país atraídos por conocer la "isla prohibida" y amparados en el alivio de las restricciones a los viajes a Cuba aprobado por el presidente de EE.UU., Barack Obama, a principios del pasado año.

Dentro del proceso de normalización de relaciones entre ambos países, no es descartable que en 2016 el Congreso de EE.UU levante la prohibición a sus ciudadanos de viajar como turistas a Cuba, lo que, según analistas, podría implicar una avalancha de 3 millones de viajeros solo de ese país en el primer año. El restablecimiento de vuelos regulares entre ambos países, suspendido durante décadas, ha sido uno de los primeros acuerdos del "deshielo", lo que contribuirá a un mayor flujo de viajes de EE.UU hacia Cuba; opción que ahora solo es posible con vuelos chárter, lo que se traducirá en 110 nuevos vuelos diarios a la isla.

El “boom” en el turismo acercará a Cuba a la cifra de 4 millones de visitantes extranjeros en este 2016, una verdadera “ola” para una país que tiene que ampliar con urgencia su infraestructura turística y perfilar la calidad de sus servicios. Fuente de este potencial incremento, además de la recepción del turismo convencional y de cruceros serán los eventos para lo cual la Isla se ha levantado en un plaza significativa, al involucrar a EEUU y a otras naciones que combinarán el trabajo profesional con el placer. La actividad náutica  se proyecta como un promotor natural de competencias y encuentros de yatistas y clubes náuticos.

No obstante el “boom” que se pronostica, Mayra ÁlvarezGarcía, Viceministra del Sector en conversación con Cuba es otra Historia a principios de este año, nos dijo “que se prefiere un ritmo moderado” y que “está claro que no es fácil mantener” el intenso crecimiento de llegadas de viajeros extranjeros actualmente.

 Un simple recorrido por La Habana permite notar ese inusitado movimiento. Los ómnibus de turismo acaparan extensas áreas de parqueo en los lugares de interés de la Habana Vieja, El Vedado y Miramar, tras llenarse los estacionamientos de los hoteles, donde las vacantes de habitaciones ya no existen por el momento. Los rentadores privados están en bonanza, pero tampoco tienen espacio. También comentó la funcionaria que el gobierno central asignó para este año un importante presupuesto para nuevas inversiones en el sector, además de expandir las ofertas al capital foráneo.

En la actualidad se dispone de 62.000 habitaciones, de las cuales más del 60 % están bajo contrato de comercialización extranjera, un 16 % son operadas por empresas mixtas, y unas 18 mil en el sector privado.El reto es inmenso.