Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Havana Club y su Gran Prix mundial

EL evento internacional de Cocteleria atrajo la atención de los medios especializados, turistas y acompañantes de los cantineros. Los tragos de ron en el centro de los debates y las prácticas.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Rolando Pujol En Turismo June 2, 2016

La oncena edición del Gran Prix de Coctelería Havana Club 2016, tuvo por sede al Hotel Nacional de Cuba con la participación de 45 Bartenders (cantineros), que tuvieron la oportunidad de demostrar su talento frente a diseñadores de cocteles mixólogos de 43 países. La presentación de nuevas formas de usar los componentes de diferentes regiones del mundo mezclados con Havana Club, fue el centro de los debates.

 

Las descripciones de los cocteles iban aparejadas a la degustación de esas mezclas, suaves, frescas, exquisitas y digestivas. El auditorio quedó impactado con el último de los saboreos: el inigualable Daiquirí preparado por el Bartenders del Floridita: Alejandro Bolívar. Este reconocido especialista hizo una demostración en vivo de cómo se prepara uno de los tragos cubanos de mayor prestigio y aceptación en casi todos los bares del planeta.

 

El director general de Havana Club International, Jerome Cottin-Bizonne, dijo que actualmente la compañía comercializa unos 50 millones de botellas de ron anuales en 125 mercados. La Asociación de Cantineros de Cuba (ACC), fundada en 1924, fue la primera creada en el mundo, y en la actualidad agrupa a más de 2.500 integrantes del gremio en la Isla.

 

Conversamos con un competidor interesante: Serhat Yesil de Turquía, quien ante la pregunta de cómo lleva un bar en un país que no consume apenas bebidas alcohólicas, respondió que en su Bar de Estambul los cocteles con ron cubano tienen mucha aceptación, aunque muchos prefieran su bebida nacional: el Raki.

 

La realidad es que hubo una verdadera fusión, una mezcla, pero no solo de ingredientes cocteleros sino de distintas culturas en el arte del buen beber que no guarda relación alguna con la bebida en exceso sino con la posibilidad de hacer gozar el paladar con un trago agradable y genuino a partir de un elemento cuya calidad se ha impuesto en el mundo: el ron Havana Club.