Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Mirador Capablanca bendice La Habana

Un mágico y único espacio del Hotel Nacional de Cuba vuelve a ser el sitio ideal para repasar La Habana de este a oeste

María Lucía González Rolando Pujol En Turismo Feb. 28, 2017

Un regalo a la vida y la felicidad representó la reapertura del mirador Capablanca del Hotel Nacional de Cuba, ubicado en la torre más alta de la instalación, y que vuelve a deleitar con una de las vistas más completas y hermosas de La Habana.

La fecha del 14 de febrero, día del amor y la amistad, fue escogida para la ceremonia, en la que participaron huéspedes y amigos de este emblemático sitio, donde parejas renombradas como los Duques de Windsor, Ava Gardner y Frank Sinatra, Víctor Manuel y Ana Belén, o Rita Montaner y Alikhan, por citar algunos, pasaron días inolvidables.

A ellos fue dedicado además el Jardín del amor, otro espacio del hotel que quedó oficialmente inaugurado, justo en el aniversario de bodas de Jesús y Haydée, quienes en representación de todos los enamorados del mundo rompieron la copa del brindis y dejaron su base adscripta a la pared, luego de ser bendecidos con el agua de la fuente del eterno amor y el deseo.

Esos gestos fantasiosos y universales se suman a las tantas opciones del Hotel Nacional de Cuba, una marca que lo mistifica en el mercado por los encantos arquitectónicos de un estilo ecléctico, pero mucho más por sus valores históricos y culturales, dijo a Cuba es otra historia Aeelen Ortíz, especialista de Comunicación de la instalación. 

El Salón de la Fama, el Cabaret Parisién, la Terraza y los Jardines son algunos de los atractivos más conocidos, pero también marcan un hito acontecimientos tan relevantes como los disparos de cañones provocado por el movimiento revolucionario en 1933 contra oficiales del gobierno del tirano Machado, la reunión de grandes capos de la mafia en 1946 o los túneles cavados en sus áreas externas cuando la crisis de los misiles. 

Ahora aparece ante el visitante una opción única para disfrutar la capital cubana. El mirador deleita con agradables panorámicas de la bahía, el malecón, el Morro, el Capitolio, y el contraste de los diferentes barrios habaneros. Su nombre hace honor a las piezas de ajedrez que bordean la cúpula.

Una celebración de la felicidad que encontraron en ese lugar dos parejas de Nueva Zelanda, que casualmente celebraban sus 30 años de matrimonio en ese hotel, cuando la casualidad les puso ante sí un mágico lugar que aseguran recordar para siempre.