Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Obreros indios en construcción de hotel en La Habana

La presencia de personal foráneo contratado por la empresa constructora francesa Bouygues para trabajar en proyectos hoteleros es una respuesta a la urgencia de concluir en breve plazo y con calidad este tipo de obras.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Archivo En Turismo July 25, 2016

En mi recorrido habitual por la calle Zulueta pude observar la edificación del inmueble de la antigua Manzana de Gómez, allí vi a obreros con uniformes naranjas, y la curiosidad me hizo detener, pues pensé que se trataba de reclusos. Al observar bien pude ver que eran obreros de la construcción provenientes de la India, y que laboran a mucha velocidad en la construcción del Hotel “Manzana” que será administrado por Kempinsky Hotels.

 

Los trabajadores fueron contratados por el grupo francés Bouygues, que se encarga de la obra, y que traerá 100 más para la ejecución de otros 2 hoteles en La Habana y en Varadero.

 

Ante el interés que me despertó lo apreciado busque información en la Agencia Empleadora del Grupo de Administración de Empresas (GAE) que es la de Almacenes Universales, encargada de este proyecto y  no ofrecieron respuesta inmediatamente, sin embargo un  portavoz de Bouygues confirmo a Cuba es otra historia, la noticia y la autorización expedida para esa contratación.

 

Así, reveló que los trabajadores indios están alojados juntos al este de la capital, y que el grupo francés planea trasladar más obreros de esa nación a Cuba en los meses próximos. “Los indios deben dar entrenamiento a cubanos a la vez que trabajan directamente en los proyectos”, añadió.

 

Las empresas extranjeras están obligadas a asociarse con contrapartes del Estado cubano. También a pagar los salarios de los trabajadores de la Isla a través de las agencias de contratación del Estado.  Ahora se logró abrir esta brecha.

 

Inderjeet Singh Chopra, un delgado y barbudo electricista con un turbante que pocas veces se ve en La Habana, dijo que está feliz de encontrarse en Cuba por al menos un año y que hay más de un centenar de sus compatriotas trabajando en el lugar como electricistas, carpinteros, plomeros y albañiles.

 

La presencia de los indios sería un indicativo de la desmotivación de los trabajadores de la construcción que impide avanzar en las diferentes obras, debido a la pérdida de materiales de los proyectos y los bajos salarios que devengan.

 

Los ejecutores de estos grandes proyectos que necesitan una rápida terminación y con calidad para poder enfrentar el posible “boom” turísticos sobre la Isla, necesitan de fuerza de trabajo entrenada, con dedicación, rapidez y calidez, algo que hoy está ausente en los escenarios constructivos del país.

 

La ley cubana de la inversión extranjera obliga a las empresas foráneas a contratar a personal cubano a través de las agencias empleadoras estatales, sin embargo la propia ley tiene como novedad "regulaciones especiales" que autorizan la contratación de extranjeros bajo "circunstancias excepcionales". Esta sería la primera vez que una compañía foránea deja de lado las agencias estatales y contrata trabajadores extranjeros en masa.