Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Santa Efigenia, donde descansarán las cenizas de Fidel Castro

El camposanto elegido por el gran líder cubano para que depositar sus cenizas promete ser uno de los sitios cubanos más visitados en los próximos años para descubrir de cerca los símbolos que entraña la cercanía de los restos de Fidel Castro y José Martí

Maria Lucía Gonzalez Carlos Rodríguez En Turismo Dec. 2, 2016

Cuántas personas de Cuba y el mundo ansían estar por estos días en la ciudad cubana de Santiago de Cuba y poder visitar el cementerio Santa Ifigenia, donde finalmente descansarán los restos del gran líder Fidel, muy cerca del mausoleo dedicado a José Martí, en unión simbólica de la continuidad histórica de un mismo ideario.

Este avizora ser un destino turístico muy concurrido en los siguientes años. Y de seguro en la agenda de cualquier viajero nacional y extranjero no podrá faltar el deseo de compartir un instante frente al monumento erigido a ese hombre extraordinario de Cuba y del mundo que por voluntad propia descansará para siempre en la Ciudad Héroe cubana.

Un nuevo valor patrimonial se añade al Santa Efigenia, camposanto donde reposan además otros hombres ilustres de  las gestas independentistas y de liberación en la Isla como José y Antonio Maceo,  la heroica Mariana Grajales y Carlos Manuel de Céspedes, éste último conocido como El Padre de la Patria  los hermanos Frank y Josué País, Otto Parellada, Pepito Tey y Tony Alomá, destacados combatientes de la lucha contra la tiranía de Batista.

Desde 1979 este cementerio es Monumento Nacional gracias a los cuidados de las autoridades locales y en especial la Oficina del Conservador de la Ciudad y el Centro Provincial de Patrimonio Cultural, pues además de historia guarda excelente monumentalidad y fastuosidad, en verdaderas obras de arte de granito, mármol y otros componentes que hacen de este, un lugar obligado de referencia para el visitante. 

Su inauguración data del año 1868 y fue el tercer camposanto oficialmente utilizado en Cuba para los enterramientos, luego del Cementerio de Espada y el Cementerio Colón, ubicados en la ciudad de la Habana.

Uno de los sitios más visitados es el Mausoleo a José Martí,  dedicado al Héroe Nacional de Cuba y Apóstol de la independencia.  Allí descansan sus cenizas, sobre un puñado de tierra de cada país de la América que veneró, amó y defendió en vida.

Este sitio tan alegórico al ideario martiano impacta a la vista por su arquitectura y simbología. Fue inaugurado el 30 de junio de 1951 en un área privilegiada de la necrópolis, que enmarca una altura de 24 metros y junto al nicho está yace la bandera nacional y un ramo de flores que dan fe de unos versos suyos tan conocidos y cantados en todo el mundo como estribillo de la famosa Guantanamera: "Yo quiero cuando me muera, /sin patria, pero sin amo, /tener un mi losa un ramo /de flores y una bandera".

Cada una hora, todos los días, los que visitan el mausoleo a Martí en Santa Efigenia podrán disfrutar de una ceremonia de un cambio de guardia militar que resulta un homenaje constante de los cubanos a su prócer.

Ese abrazo de flores, banderas e ideas se forjará ahora para siempre entre dos grandes que son de Cuba y universales a la vez, abrazo que desde ya despierta la curiosidad de  tantas personas que no dejarán de alistar sus maletas para verle, fotografiarle y darle fe de su apoyo solidario.