Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Unas seis compañías aéreas de EE.UU. con permiso para operar vuelos regulares a Cuba

Se trata de las empresas American Airlines, Frontier Airlines, JetBlue Airways, Silver Airways, Southwest Airlines y Sun Country Airlines, las cuales fueron autorizadas por el departamento de Transporte para realizar vuelos comerciales directos a la mayor de las Antillas.

Santiago Masetti Archivo En Turismo June 10, 2016

Son seis las aerolíneas estadounidenses que recibieron autorización para operar vuelos regulares a Cuba a partir de estos momentos, en el marco de normalización de las relaciones bilaterales entre cuba y Estados Unidos, informó hoy el Departamento de Transporte de EE.UU.

 

Las líneas aéreas que se beneficiarán con el permiso son American Airlines, Frontier Airlines, JetBlue Airways, Silver Airways, Southwest Airlines y Sun Country Airlines.

 

Hoy se conoció que los vuelos partirán de cinco ciudades estadounidenses: Miami, Fort Lauderdale, Chicago, Minneapolis y Filadelfia; hacia nueve destinos en Cuba: Camaguey, Cayo Coco, Cayo Largo, Cienfuegos, Holguín, Manzanillo, Matanzas, Santa Clara y Santiago de Cuba.

 

El secretario estadounidense de Transporte, Anthony Foxx, amplió a través de un comunicado: "El año pasado, el presidente (de EE.UU., Barack) Obama anunció que había llegado la hora de 'empezar un nuevo viaje' con el pueblo cubano".

 

En febrero de este año, La Habana y Washington firmaron un memorándum de entendimiento sobre aviación civil, que incluye por primera vez en más de cincuenta años rutas regulares directas entre ambos países. Se espera que, en un futuro, ambos países autoricen hasta veinte vuelos diarios de ida y vuelta.

 

 

El inicio de los vuelos regulares entre ambas naciones facilitará los viajes para los estadounidenses que entren dentro de las doce categorías aprobadas por Obama, pero aún sigue vigente la prohibición del turismo a Cuba, que depende de la autorización del Congreso de Estados Unidos.