Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Varadero amplía áreas de venta para bañistas en temporada estival

La playa más famosa de Cuba no escapa de la popularidad al ser elegida por los turistas locales y para ello el gobierno ha dispuesto ampliar la oferta extrahotelera a los visitantes.

Bárbara Vasallo Cubatur En Turismo July 25, 2015

En estos meses de intenso calor en Cuba, Varadero el más afamado balneario de la Isla constituye punto de atracción y concurrencia de bañistas de todo el país y foráneos, por tal razón autoridades gubernamentales y del turismo amplían locales para la venta de alimentos, en los cuales ofrecen servicio especializado.

Sin descuidar el entorno marinero ya suman 22 los nuevos locales habilitados en los puntos más céntricos del balneario, desde que implementaron la experiencia hace ya un lustro, con muy buena aceptación por parte de los bañistas que acuden desde varios puntos de Cuba al mayor polo turístico de sol y playa, situado a unos 120 kilómetros al este de La Habana,

Roberto Jesús Hernández, un reportero que visitó la Punta de Hicacos explicó que con ventas superiores a un millón 200 mil pesos, los puestos de comida armonizan por su ambientación con el entorno natural, y son frecuentados sobre todo por visitantes nacionales, mucho más numerosos que el segmento foráneo durante los meses de julio y agosto en Varadero.

Mientras  Lázaro Suárez, vicepresidente de la Asamblea del Poder Popular en el municipio de Cárdenas, en la provincia de Matanzas, comentó que la demanda de bebidas, alimentos ligeros, y platos de la típica comida criolla ofertados en los kioscos, aumenta sobre todo los fines de semana.

Habitualmente ofrecemos el servicio en un horario establecido, pero mientras acudan clientes se mantiene abierta la instalación, aseguró Julio Acosta, dependiente del Restaurant El Criollo, ubicado en la calle 54.

Otra de las mejoras que goza de gran aceptación durante la actual etapa veraniega, es la apertura de nueve baños públicos a lo largo del balneario, construidos por Cooperativas No Agropecuarias (CNA) como Decorarte, en respuesta a una reiterada demanda de los visitantes.